sábado, 28 de agosto de 2010

NO SEAS TONTA... NO TE ENAMORES...


Siempre se repetía las mismas palabras una y otra vez: "No seas tonta, no te enamores. Las historias comandadas por el corazón siempre terminan mal"...

Siempre tratando de proteger su corazón, tratando de cubrirlo con un escudo invisible para evitar qe sucediera lo qe era irremediable.

Alguna vez iba a ocurrir, eso era evidente, ella no era qien dominaba en ese terreno; en esos temas sólo era una súbdita, sólo acataba ordenes, mandatos qe podían llegar en cualqier momento y qe podía provenir de cualqier lugar.

... Cuando le vio por primera vez supo qe algo en su plan perfectamente planeado, había empezado a fallar, qe algo en su interior estaba cambiando... empezó a rendirse a sus sentimientos... empezaba a hacer "oídos sordos" a lo qe no dejaba de retumbar en su cabeza... y decidió prestar más atención al pum-pum de sus latidos...

Ahora parecía qe sólo podía intuir aqellas duras palabras: "No seas tonta, no te enamores... suelen acabar muy mal"...

Hasta qe unas nuevas, cargadas de sueños y esperanzas... lograron silenciarlas por completo:

"Y si sale bien?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario