viernes, 23 de abril de 2010


Como un cachorro adolescente no puedo parar... tengo un hambre de nunca acabar... me sacude un tsunami hormonal...

No hay comentarios:

Publicar un comentario